«Hay que cansar el cuerpo para descansar la mente»
Santiago O’Neill Departamento de Neurociencias de la Fundación Favaloro.